AirBNB se reinventa como agencia de turismo

El festival anual de Air BNB en Los Ángeles, de este año ha traído cambios interesantes. Pretenden congregar en una sola aplicación el fomento del turismo local, proporcionar experiencias en el lugar de destino y muchas funciones para conocer mejor al usuario.

Pretenden dejar de ser simplemente una web para buscar alojamiento para hacer una aplicación completa de viajes como principal con dos nuevas herramientas. Una para realizar actividades típicas del lugar, y otra con guías temáticas al más puro estilo Guía Repsol, con las mejores actividades que hacer organizadas por los lugareños.

AirBNB busca volver a sus orígenes, qué es provocar recuerdos y vivencias únicas en sus viajes.

Pretenden aún más motivar el uso de su aplicación manteniendo los 30€ de descuento AirBNB que consigues en tu primera reserva. El importe mínimo de la reserva debe ser de 75€ pero aún así sale mucho más barato.

Presume de ser la alternativa barata a los hoteles y es algo completamente cierto, que podemos comprobar con un par de clicks.

Entramos en los apartamentos de cualquier ciudad grande como Madrid o Barcelona, y hay apartamentos de verdadero lujo por 40-50€/la noche.

Repito, un apartamento entero. Cuando un hotel de las mismas condiciones, por ejemplo 4 estrellas no baja de 90€ la noche.

Además tenemos descuentos AirBNB de un 25% si reservamos una semana entera y hasta un 50% si reservamos todo un mes. Es difícil no aprovechar alguna de las promociones que nos ofrecen.

Volviendo a las nuevas funciones y su filosofía de cambio, prentenden ser algo que ayude a la gente a pagar las facturas.

'Los trabajos cada vez estarán más robotizados y Air BNB puede ser una forma de ganarse la vida para la gente haciendo lo que le gusta'

Es gratificante alojar gente nueva, enseñarle los mejores lugares de la ciudad y que se vayan con una gran experiencia.' comenta Brian Chesky, fundador de la aplicación.

'Mediante Trips (Así se llama la nueva funcionalidad), la gente podrá ver las actividades disponibles en el lugar a donde quiere viajar, y los lugareños que están dispuestos a realizarla', continúa.

Aunque no se salen de la polémica, ya que algunas ciudades les han multado por publicar pisos turísticos ilegales, creen que no son algo temporal.

La gente se queda con las experiencias, no con el alojamiento.

Pretende aliarse con hoteles y hostales, y también con los gobiernos locales. Quieren pagar impuestos y compartir los datos de sus clientes porque creen que así mejorarán las comunidades.

'El turismo es prácticamente un 10% del PIB de todo el mundo, en una crisis global como la que estamos sufriendo, damos una via con la que la gente puede ganarse la vida ofreciendo grandes experiencias y alojamiento a los turistas', recalca su director.

¿Y tú, estás a favor o en contra de AirBNB?